Preguntas Frecuentes

reAcción es una organización de la sociedad civil sin fines de lucro  que integra educación cívica, tecnología y movilización social para  promover transparencia y rendición de cuentas, especialmente en  el sector educativo.

La pregunta real es: ¿qué no hacemos? 😉

Para reAcción es primordial crear y fortalecer comunidades con la capacidad de defender sus derechos y exigir rendición de cuentas sobre el uso de recursos públicos. El enfoque anticorrupción en el sector educativo nos ha llevado a concentrarnos en el monitoreo del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (FONACIDE) que llega a los municipios.

Sin embargo, no termina ahí.

Desde reAcción capacitamos y fortalecemos a centros de estudiantes; promovemos el uso de tecnología social y datos abiertos para el monitoreo de recursos públicos; promovemos el uso de la Ley de Acceso a la Información Pública y su cumplimiento por parte del Estado; incidimos en el desarrollo y la implementación de políticas públicas relacionadas a educación; promovemos información pública a través de medios alternativos apostando al periodismo de datos apoyado en comunicación gráfica y estratégica; desarrollamos tecnología social; innovamos en mecanismos de auditoría social; entre otras cosas.

reAcción también es una plataforma para que líderes y lideresas puedan desarrollarse y adquirir capacidades sin tener que comprometer su credibilidad o alquilarse a favores futuros, como es el caso en muchos partidos o movimientos políticos.

La organización se inició en 2008 luego de una manifestación anticorrupción en el Centro Regional de Educación de Ciudad del Este. Esto movilizó a más de 3.000 estudiantes exponiendo graves irregularidades en dicho colegio. Nuestra pregunta fundamental fue: ¿Cómo puede un país decir que combate la corrupción si su siguiente generación sigue siendo educada por gente corrupta?

Como nuestras primeras actividades “más formales” se iniciaron en 2010, acordamos contar el inicio institucional desde entonces.

reAcción es una Asociación Civil Sin Fines de Lucro con Capacidad Restringida. La organización pertenece a sus asociados y asociadas, a quienes rinde cuentas anualmente.
La Asamblea General es su máxima autoridad, seguida por su Consejo Directivo.

La fundaron jóvenes estudiantes entre 17 y 18 años de edad, quienes hasta hoy dirigen la organización.

Nuestro mayor logro es atraer a cada vez más jóvenes promesas de cambio. El hecho de que estas personas crean que reAcción es una plataforma digna de confianza y apoyo, es un indicador de éxito para nosotros.

Pero también tenemos una larga lista de logros:

Por nuestras innovaciones y trabajo hemos sido invitados y presentados en más de 12 países de todo el mundo.
Nuestros proyectos figuran como estudios de caso e investigaciones completas de organizaciones como el Banco Mundial, Transparencia Internacional y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).
Hemos desarrollado herramientas tecnologías pensadas para la comunidad, que faciliten información, y la comprensión de laberínticos procesos para agilizar el monitoreo de recursos destinados a educación.
Artículos sobre nuestras actividades fueron publicados por medios nacionales e internacionales como el Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, Transparencia Internacional, El País (España), solo por mencionar algunos.
Hemos ganado premios y apoyos internacionales de organizaciones como el Consejo Británico, Transparencia Internacional y el Instituto del Banco Mundial.
Hemos ganado la Hackathon Gubernamental 2015 en el área “Salud” y desarrollamos la herramienta de datos abiertos oficial del Ministerio de Salud (Akuerapp).

Del 2008 al 2015, nuestra organización y sus actividades iniciales eran totalmente voluntarias. No contábamos con recursos, herramientas o espacios propios para desarrollar las actividades. Sin embargo, desde el 2010 nuestras propuestas de proyectos competían internacionalmente por pequeños financiamientos que se utilizaban completamente en actividades.

Desde el 2015, la organización se financia compitiendo por fondos de cooperantes internacionales para proyectos específicos. Además, los miembros de la asociación contribuyen cuotas sociales simbólicas de forma mensual, que nos permiten cubrir gastos básicos de oficina.

Raras veces recibimos donaciones de personas de nuestra comunidad. En ese sentido, tenemos una serie de criterios que se pueden ver en la sección “Donar“.

No, apenas contamos con recursos suficientes para financiar nuestros proyectos. De hecho, cuantificamos que entre el 30 y 40% del costo de nuestros proyectos se cubren con voluntariado, inclusive de miembros del equipo operativo.


Tenemos una política institucional clara de apoyar reformas de transparencia en el sector educativo. Mantenemos distancia prudencial de candidatos/as políticos o personalidades para proteger la credibilidad y legitimidad de nuestro trabajo.

Sin embargo, no estamos ajenos a trabajar mediante convenios con instituciones públicas. El énfasis en las instituciones se debe a que no apoyamos personalidades o partidos. Nuestra cooperación tampoco implica dejar de criticar o apuntar deficiencias o irregularidades de la contraparte, sino lo opuesto.

En el caso de partidos políticos y sus candidatos, no trabajamos ni asesoramos a ninguno. En el pasado, hemos desarrollado talleres de capacitación a miembros de la Junta Municipal de Ciudad del Este (en la que están representados varios partidos). Nuestra condición para ese tipo de eventos es que haya representación de todos los partidos interesados, no solo de uno o dos.

Monitoreamos la inversión del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (FONACIDE) en Ciudad del Este desde inicios de 2013. Fuimos la primera organización en hacerlo y nos convSomos la organización experta de Paraguay en el monitoreo de los recursos del FONACIDE. Lastimosamente, ninguna otra organización que haya o esté haciendo algo similar en el país.

Nos enfocamos en monitorear las inversiones de infraestructura, aunque recientemente empezamos a incluir lo destinado a almuerzo escolar. El FONACIDE es un fondo muy complejo que pasa por varias instituciones públicas hasta llegar a sus beneficiarios finales, los estudiantes. La alta complejidad limita las áreas de monitoreo humanamente posibles con un pequeño equipo y recursos limitados. Como mencionado arriba, entre 30 y 40% de los costos de nuestros proyectos se cubren gracias al voluntariado.

El FONACIDE representa recursos únicos para el desarrollo nacional a través de la mejora de la infraestructura y calidad educativa. No asegurar su correcta inversión puede representar la oportunidad perdida del siglo para nuestro país.

Combatir la corrupción exige más que ganas; requiere conocimiento y preparación. Un voluntario de la causa anticorrupción necesita estar en otro nivel de voluntariado.

Por ese motivo, nuestra organización hace un máximo de una o dos convocatorias anuales para nuevos voluntarios. Las personas seleccionadas pasan 9 meses (en promedio) de capacitaciones y actividades prácticas. Solamente las personas que demuestran compromiso y terminan el proceso de capacitación son consideradas voluntarias de reAcción.

Quienes quieran ser voluntarios deben cumplir los mismos requisitos establecidos en nuestro Estatuto Social: no pueden militar en un partido político ni promover a algún candidato. Hacerlo representa la expulsión inmediata del equipo.

Si querés saber más sobre por qué nuestro voluntariado es tan exigente, visitá la sección “Voluntariado“.

La gran mayoría de nuestras actividades son abiertas a todo público. Casi la totalidad de ellas son gratuitas. Éstas suelen ser talleres, conversatorios, paneles, presentaciones o eventos de promoción sobre la necesidad de transparencia y combate a la corrupción.

La participación en los proyectos se limita a los voluntarios seleccionados en las convocatorias.

La mayoría de quienes eventualmente fueron seleccionados como voluntarios primeramente participaron activamente de nuestros eventos abiertos a todo público.

En primer lugar, nos concentramos en Ciudad del Este porque es nuestra ciudad de origen. Amamos nuestro municipio y su gente. Soñamos con una ciudad que pueda estar a la altura de su potencial.

Además, aunque sabemos que nuestro trabajo es necesario en otros municipios, no creemos en un modelo de desarrollo en el que el éxito se mida en cantidad de sucursales abiertas. Seguiremos esforzándonos para ser la mejor organización anticorrupción de Ciudad del Este.

Finalmente, incluso si quisiéramos, no tenemos los recursos para expandirnos. Nuestro equipo es pequeño; muchos de nuestros proyectos se logran gracias al voluntariado de nuestra comunidad; tenemos muy claro el objetivo de mejorar nuestro municipio.

[Nota: Hemos formado y capacitado a jóvenes promesas de cambio de ciudades vecinas, por lo que ciertas actividades básicas van llegando a municipios vecinos como Hernandarias, Presidente Franco y Minga Guazú].

Casi la totalidad de los miembros de la Asociación fueron primero voluntarios de la organización. Las solicitudes de asociación son consideradas en Asamblea General y aceptadas o rechazadas en tal momento. Además de los requisitos de nuestro Estatuto, uno de los criterios más importantes es la confianza y el compromiso a la causa anticorrupción; se debe demostrar idoneidad, antecedentes de trabajo comunitario y voluntariado, y credibilidad.

Nuestra comunidad no busca crecer exponencialmente, sino fortalecer vínculos comunitarios que perduren en el tiempo.